Desde hace once años, una milicia de voluntarios sale cada domingo para asistir a familias en situación precaria e indigentes sin techo | Recorren la ciudad con comida y bebida caliente para atender a más de 400 personas

Fuente