Todos con un poquito hacemos mucho, nos remarcó María Pérez con una lección de vida que transmite con su marido Manuel Pino a su familia, camino que siguen sus hijos Luca y Paula. Y es que hace 28 años tienen la empresa LUMPA en Alzira, en la que como costumbre compran a sus proveedores una o más piezas de ropa que van guardando en cajas clasificadas para las personas que lo necesiten.  Así van haciendo un fondo de ropa nueva, laboral y de uso cotidiano, para donar. Y Tuvimos la suerte que una amiga de la amiga nos conocía y contactó con nuestra compañera Lolín, quien recibió encantada esta fenomenal donación porque viene con todo el corazón, el mismo que marcó Paula en una caja marrón que lleva gorros y bufandas que compraron especialmente para este tiempo de invierno.Todos con un poquito hacemos mucho, nos remarcó María Pérez con una lección de vida que transmite con su marido Manuel Pino a su familia, camino que siguen sus hijos Luca y Paula. Y es que hace 28 años tienen la empresa LUMPA en Alzira, en la que como costumbre compran a sus proveedores una o más piezas de ropa que van guardando en cajas clasificadas para las personas que lo necesiten.  Así van haciendo un fondo de ropa nueva, laboral y de uso cotidiano, para donar. Y Tuvimos la suerte que una amiga de la amiga nos conocía y contactó con nuestra compañera Lolín, quien recibió encantada esta fenomenal donación porque viene con todo el corazón, el mismo que marcó Paula en una caja marrón que lleva gorros y bufandas que compraron especialmente para este tiempo de invierno.